Si te estás haciendo la pregunta de cómo producir tu música, probablemente estés en aquella fase dónde no sabes muy bien por dónde empezar, ni qué necesitas para ello. El mundo de la producción musical está repleto técnicas y herramientas indispensables para que saques tu talento a flote. 

El objetivo de este artículo es facilitarte aquellos “básicos” que consideramos indispensables para saber cómo empezar a producir tu propia música y las herramientas que necesitas. ¡Vamos allá!

¿Cómo producir tu música? Elementos indispensables:

Hoy en día contar con un buen equipo de producción musical, te facilitará mucho la tarea para que tus temas suenen potentes y capten la atención del oyente. Es importante que te asegures de tener a tu disposición los siguientes elementos:

  1. DAW (Digital Audio Workstation): si no sabes cómo producir tu música, el primer básico indispensable que necesitas es un DAW. Un DAW es una estación de trabajo de audio digital, es decir, un software pensado para la edición de audio. Una herramienta básica para productores musicales, diseñadores de sonido y otros profesionales de audio. En estos softwares vienen efectos de audio, instrumentos virtuales y una interfaz de audio para grabar sonidos y reproducirlos.
    ¿Qué te aconsejamos? Para los nuevos productores, Pro Tools y Ableton Live son dos de las mejores opciones dependiendo de lo que quieras conseguir con tu sonido. 

Pro tools: Pro Tools es uno de los DAW más utilizado en los estudios más grandes y profesionales, pero también es ideal para estudios caseros ya que su workflow es el más amigable. Viene con una selección muy decente de instrumentos virtuales

Ableton Live: Ableton Live es por excelencia el software dedicado a la producción de música electrónica. Gracias a su interfaz, Ableton es perfecto tanto para aprender cómo producir tu música electrónica como para crear música electrónica profesional. Su interfaz es muy lógica y fácil de entender. Cuenta con una librería de sonidos e instrumentos muy completa.

  1. Controladores MIDI: 

Para aprender cómo producir tu música, es indispensable tener un controlador MIDI. Su principal objetivo es reproducir aquellos recursos que están ubicados digitalmente en el ordenador. Es decir, permite la comunicación entre el hardware físico y el DAW. Una de las formas más comunes de controladores MIDI son los controladores de teclado, que imitan el aspecto y la sensación de los teclados de piano tradicionales.

Por ejemplo, si tenemos un teclado, nuestro ordenador entiende que queremos tocar un piano. Por lo tanto, cada tecla de nuestro controlador se corresponderá con una de las notas clásicas de un piano acústico. 

¿Cuál te aconsejamos? Por su buena calidad-precio, los controladores grid Novation Launchpad X permiten sumergirse en los controladores MIDI obteniendo un equipo de calidad profesional. Permiten actuar en directo y secuenciar con precisión la batería con por ejemplo, Ableton Live. 

  1. Tarjeta de Sonido (interfaz de audio): Cuando se maneja instrumentación en vivo (instrumentos analógicos como pianos o guitarras que se graban como señales eléctricas analógicas), se necesita una interfaz de audio, ya que nos permite convertir la señal eléctrica recibida de los instrumentos en una señal digital para poder trabajarla en nuestro DAW. 

La calidad de la interfaz sí que influye en cómo oímos la música que sale en nuestros altavoces. Por lo tanto, en función de tus necesidades, elige una interfaz de audio adecuada. 

Aquí algunas interfaces de gama media: Tc Electronic, algunos modelos de Motu, Focusrite (tiene modelos muy económicos y muy buenos previos), Presonus, Audient. Gama alta: Universal Audio Apollo, RME, Motu, Apogee. 

  1. Auriculares: A la hora de saber cómo producir tu música es importante que cuentes con un par de auriculares diseñados específicamente para el trabajo profesional de producción, especialmente por su equilibrio de sonido totalmente neutro. 

¿Cuáles te aconsejamos? Audio-Technica M50x, Audio-Technica ATH-M40 X, Beyerdynamic DT-770 Pro, Beyerdynamic DT 880 250 ohm, Sennheiser HD-25.

  1. Micrófono de grabación: el micrófono es siempre una herramienta básica para la grabación de voces o instrumentos y siempre ocupará un lugar central en nuestro equipo. 

¿Cuáles te aconsejamos? Shure SM57 LC, Shure SM7B, AKG c214, Audio-Technica AT4050 SM, Neumann TLM 103. 

Los micrófonos de estudio son aquellos fijos con cable pensados especialmente para capturar audio en un entorno de estudio. Hay muchas opciones, pero en realidad siempre es una cuestión de preferencia personal, de presupuesto y de dónde se está grabando.

Esperamos que esta pequeña guía te sirva para saber cómo producir tu música, y para que sepas elegir las herramientas que mejor se adapten a tu trabajo para que tus temas lo “peten” y suenen fenomenal. 

Nos vemos en el próximo post 🙂