Hoy vamos a ver algunos trucos de producción musical. Uno de los retos al que nos enfrentamos aquellos que nos dedicamos a la producción musical, es conseguir ese sonido grueso y lleno que hace que tus temas suenen con carácter, haciendo ese efecto de sonido profundo, muchas veces difícil de conseguir. 

Hoy venimos a compartiros alguns trucos y consejos para conseguir que tus tracks suenen llenos, es decir, conseguir engrosar una mezcla delgada para darle ese efecto estelar a tu obra maestra. 

¡Vayamos al lío con estos trucos de producción musical!

 

1 – Ten mucha cura en la Ecualización:

Para conseguir que tus tracks suenen llenos, uno de los primeros puntos al que centrar nuestros esfuerzos es en el proceso de ecualización. Sé muy cuidadoso en el modo en el que la uses. 

Moldear las distintas áreas del espectro de frecuencias en cada instrumento, parece ser la clave para conseguir una mezcla nítida y balanceada. Pero y si te digo… que a veces nos obsesionamos tanto en este punto que conseguimos el efecto contrario. Tienes que estar muy seguro de lo que estás cortando en este punto, para evitar justamente que esas frecuencias que estás trabajando perjudiquen a otras en la mezcla. Puede que al final lo único que estés consiguiendo es que estas pistas suenen flojas y muy débiles. 

Así que ten mucha cura en el proceso. A veces el secreto para conseguir mezclas completas está justamente en tocar lo mínimo necesario, permitiendo que todo el espectro de frecuencias al completo contribuya al «todo» en el sonido del tema final. 

2 – Técnica de la “sobrecompresión”

Otro truco de producción musical para conseguir que tus tracks suenen llenos se encuentra en el proceso de compresión, en el que básicamente lo que buscamos es nivelar los cambios dinámicos del sonido para obtener otro más sólido. Gracias a la compresión conseguimos empujar el sonido a la cabeza de la mezcla. 

Para ello, en aquellas partes con falta de peso lo que haremos es utilizar un tipo de configuración exagerada que realce ese sonido. Te recomendamos que intentes reducir los picos de tu sonido a unos 10dB, ayudando así a elevar los niveles más bajos en una relación similar. Ya verás las diferencias que notarás entre un sonido con un nivel alto de pista, y el mismo sonido con un volumen más bajo pero con la sobrecompresión aplicada. 

 

3 – Compresión en paralelo

De lo que se trata en este caso es de hacer una copia de tu señal mediante un bus, comprimirla fuertemente y mezclarla otra vez con la señal original. Con esto las partes más fuertes de la copia son reducidas en gran medida por las partes sin procesar, lo que significa que cuando esta señal es mezclada de nuevo con la original, lo que consigues es realzar las partes más tranquilas del sonido sin tener que tocar las más fuertes. 

Trucos de producción musical

4 – Capas multicolor

Seguimos con algunos consejos para conseguir que tus tracks suenen llenos…

De los que se trata en este caso es de evitar lo que se conoce como “efecto phasing”, ya que debilitará el sonido general del conjunto de capas. Ayúdate de los DAWs para que realicen una compensación automática de latencia referida a los pluguins (PDC).  

También puedes modificar una de tus capas mediante el procesamiento con algún plugin, o trata con EQ la zona afectada en esa capa. Para las partes de sintetizadores creadas con MIDI, puedes duplicar tu archivo MIDI desde una nueva pista para que dispare un sonido diferente de sintetizador. 

5 –  Sube y baja octavas. 

Otro de los trucos de producción musical que puede ayudarte es combinar partes originales con capas desplazadas tonalmente. Por ejemplo, puedes reforzar los armónicos superiores del sonido original mediante una capa extra de las partes de sintetizadores solistas (que ya de por sí llevan a menudo capas duplicadas una octava por encima). Puedes filtrar en paso-alto esta capa alta extra para que resulte menos obvio que la doblaste. Incluso lo contrario, puedes beneficiar algunos sonidos de bajo cuando les sumes un sencillo oscilador de onda senoidal en una octava por debajo del sonido original. 


Esperamos que estos trucos de producción musical te ayuden a conseguir que tus tracks suenen llenos y lo “petes” con tus temas. 

¿Quieres aprender más trucos sobre producción musical? En Grow Up Music tenemos un curso muy muy completo para que adquieras todos los conocimientos y experiencia necesarios para producir tus propios temas. Solo por si te interesa, aquí puedes encontrar toda la información.

 ¡Nos vemos en el próximo post!