Hoy queremos compartirte 12 consejos para convertirte en un buen productor musical. Pero antes de entrar en materia, me gustaría definir a “grosso modo” cuáles son sus funciones principales: 

El productor musical es una figura determinante a la hora de crear un proyecto artístico. Es la persona encargada de conceptualizar y refinar una idea musical hasta convertirla en una canción o banda sonora con todos sus elementos: sonidos, letras, efectos, instrumentos, etc. Todo esto engloba los procesos de grabación, mezcla y masterización. Ahora bien, existen una serie de “tips” que te ayudarán a seguir el buen camino para convertirte en un productor profesional.

12 Consejos para ser un buen Productor Musical

  • Formación: Como siempre, aquí está la base de cualquier productor musical. Es importante tener un conocimiento sólido sobre todo lo que engloba la música: Desde el lenguaje musical (armonía, modulaciones, ritmos…), hasta los elementos propios de la producción (grabación, mezcla, mastering…). Nuestro consejo es que te formes en escuelas o centros especializados en esta disciplina. Sin formación, no hay transformación. 
  • Experimentación: De nada sirve tener una buena formación sin experiencia. Aplicar todos tus conocimientos a la vida real te ayudará a experimentar, evolucionar y perfeccionar tu técnica. Crea o involúcrate en un proyecto nuevo para dar tus primeros pasos. Tener ayuda de algún profesional te será muy útil para encontrar nuevas oportunidades y tener una guía. 
  • Inspiración: Un buen productor musical debe conocer y escuchar varios estilos de música. No te estanques solo en uno. Te recomendamos escuchar música cada día, esto te ayudará a inspirarte para crear tus propias creaciones. Escuchar varios estilos también te ayudará a generar ideas. 
  • Innovación: Atrévete. Haz pruebas, innova constantemente y no tengas miedo a equivocarte. Todos aprendemos de nuestros errores, y quién no arriesga, no gana. Prueba cosas nuevas y rompe con los estándares. Ser original te ayudará a crear tu propio sello de identidad.
  • Utilizar el corazón: Y es que sin pasión, no hay arte. Guíate por tu instinto y deja fluir tus sentimientos. La música es algo vivo, algo real. Su objetivo es transmitir emociones al oyente. Cuenta tu historia de un modo único y personal. 
  • Trabajo en equipo: No estás solo. La producción musical abarca muchos procesos. Céntrate en aquello que realmente te interesa y se te da bien. Para el resto, busca ayuda, crea un equipo y delega responsabilidades, que pueden ir desde la gestión de tu estudio, hasta la promoción de tus creaciones. 
  • Darte a conocer: ¿De qué sirve tener grandes producciones si nadie las conoce? Dar a conocer tus canciones y a ti mismo es el primer paso para emprender tu carrera profesional. Como he comentado en el punto anterior, puedes buscar ayuda para que alguien te oriente y te guie en el mejor camino. 
  • Autoconfianza: Muy típico, pero algo que muchos olvidamos. No pierdas la confianza en ti mismo, esto es lo que te ayudará a seguir adelante sea con lo que sea. Si no sale hoy, saldrá mañana pero no pierdas la fe en tu talento. Todos tenemos algo único. 
  • Persistencia: Nadie dijo que fuera fácil. Ten paciencia y sé persistente, trabaja y fórmate para conseguir lo que siempre habías querido. Todo lo bueno llega después de un buen trabajo, dedicación y esfuerzo. 
  • Sello de identidad: Crea tu propio estilo. Busca algo que te haga destacar del resto. ¿Qué es lo que te hace ser diferente y especial? Como he mencionado antes, todos tenemos algo único que ofrecer. Trabaja tu marca personal. 
  • Buena materia prima: aunque tener un buen equipo no nos asegura el éxito, disponer de él ampliará nuestros horizontes a la hora de innovar y hacer algo creativo. Si no tenemos presupuesto, siempre podemos recurrir a los equipos de segunda mano.
  • Uso DAW: Digital Audio Workstation. Disponer de un buen software de producción musical te facilitará mucho el trabajo. Relacionado con el primer punto de formación, aprender a dominar tu estación de trabajo te permitirá ser mucho más ágil a la hora de crear. En nuestro próximo post hablaremos de algunos de los DAW más utilizados en el mercado. 

Ten en mente esta guía para dar tus primeros pasos en el mundo de la producción musical. Como siempre, si tienes dudas o inquietudes, estamos al otro lado. 🙂